Puntos a tener en cuenta a la hora de elegir un sofá

¿Sabías que un sofá tiene un tiempo medio de vida de unos 8 años? De aquí se desprende la importancia de escoger un buen sofá, aquel que realmente se adapte a tus necesidades y que merezca la pena hacer la inversión.

Si todavía no sabes cómo elegir un buen sofá, en los siguientes puntos vamos a detallar algunas claves que te pueden resultar muy prácticas:

¿En qué nos tenemos que basar para elegir un buen sofá?

Estética

El primer punto en el que nos tenemos que centrar es en la estética. En el mercado podemos encontrar una larga serie de sofás, de diferentes colores y tamaños.

Empieza eligiendo un modelo que te guste, y luego ya examina los diferentes colores en los que está disponible antes de elegir. No te olvides de elegir un modelo y color que se adapte bien al lugar en el que se quiera colocar.

Comodidad

El siguiente criterio es la comodidad. De nada sirve comprar un sofá muy estético, si luego es tan incómodo que hasta te produce problemas en la espalda.

Si el sofá es muy mullido puede ser demasiado blanco, algo inconcebible para las espaldas delicadas. Un sofá demasiado duro no será tampoco muy cómodo.

La mejor opción es apostar por algo intermedio, nosotros te recomendamos que eches un vistazo a el mundo del sofa, una de las tiendas de sofas en bilbao mas popular gracias a la gran calidad de sus sofás

A la hora de evaluar la comodidad de un sofá, habrá que determinar el material con el que se ha confeccionado, además del uso que se le va a dar. No compraremos el mismo sofá si vivimos solos, que si tenemos hijos o mascotas.

Tamaño

Antes de siquiera ponerte a buscar modelos de sofás, deberías medir el lugar en el que lo vas a colocar. No te olvides de medir tanto el ancho, cómo el largo.

Eso de medir a ojo es un error: ten en cuenta que el sofá puede parecer más grande o pequeño de lo que es en el lugar de exposición, por lo que hay que tener mucho cuidado con esto.

Forma

Para saber cómo elegir un buen sofá, la forma del mismo también debe de ser evaluada. Podemos encontrar desde sofás con forma redonda, cuadrada, rectangular, de tipo chaise longue, butacones, tresillos, chesters…

La selección dependerá de nuestros gustos personajes, del espacio que tengamos, así como del presupuesto con el que contamos.

Decoración

Muchas veces nos dejamos llevar por el sofá más estético de la tienda, pero sin ponernos a pensar si realmente quedará bien en el lugar en cuestión. Nadie quiere cambiar todos los muebles del hogar cuando descubre que no le queda bien el sofá que se ha comprado.

Relación entre calidad y precio

Además de todo lo anterior, escoge siempre un sofá de calidad, que pueda aguantar bien el paso del tiempo, pero que al mismo tiempo se ajusta al presupuesto que estás manejando.

Sigue estas claves y podrás hacerte con el sofá deseado.